Playa de Zahara de los Atunes

Descripción

Situada frente al pueblo de Zahara de los Atunes, se extiende entre la desembocadura del río de Zahara de los Atunes y el Cabo de Plata (Bahía de Plata). . En un entorno privilegiado donde la naturaleza se funde con la preciosa localidad gaditana.
Es la playa más popular de la zona y cuenta con buenas instalaciones y servicios.
Cuenta con aproximadamente 2 kilómetros de longitud, 100 metros de anchura de arena fina y dorada y gran cantidad de flora autóctona protegida por todo el litoral. Sus aguas son frescas, limpias y cristalinas.
Es una playa ideal para ir con niños ya que cuenta con un fácil acceso y una amplísima zona de aparcamiento privado situado primera línea de playa, además de numerosas plazas en las calles del pueblo.
En verano es una playa muy transitada por turistas nacionales y extranjeros donde se puede disfrutar de un ambiente muy agradable.
Desde los chiringuitos se puede disfrutar de las espectaculares puestas de sol y más tarde las fiestas encantadoras en la playa.
Como curiosidades podemos observar el barco de vapor, cuyo nombre es Gibralfaro, que se encuentra varado a pocos metros de la orilla desde que se hundió el 12 de Enero de 1902 del que se puede visualizar la gran caldera de hierro oxidada. También destacamos los pintorescos botes de pesca tradicionales que podemos encontrar frente al barrio del Zapal en el casco histórico de Zahara de los Atunes.


Información adicional

Equipada con puestos de socorrismo y de protección civil, varios chiringuitos ya sean en la misma arena o en el paseo frente a ésta, duchas públicas, aseos públicos, quioscos, alquiler de hamacas, accesos para minusválidos y carritos de bebé mediante una serie de pasarelas de madera que llegan hasta escasos metros de la orilla del mar, etc
Se puede llegar a la playa de Atlanterra, aproximadamente 1 km
Se puede practicar Kitesurf y windsurf pero no es posible el alquiler de material. Para practicar surf ir a la playa de los Alemanes.

Consejo: Respetar nuestro entorno es la mejor manera de contribuir a su conservación, por lo que debemos cuidar de no dejar rastro de nuestro paso.