Cala del Tio Juan Medina

Descripción

La Cala del Tio Juan de Medina es la segunda de las calas de Roche, es una cala bastante amplia y larga, de arena fina y dorada y de fácil acceso. Se accede a la misma mediante unas escaleras construidas en los acantilados. La subida y bajada no presentan gran peligro ya que cuentan con escalones bastante uniformes y con barandillas.
Es una playa perfecta para resguardarse del viento de levante bajo los acantilados . Estos días, sobre todo en temporada alta, es recomendable madrugar para coger un buen sitio en la playa.
En la misma carretera que lleva a la Urb de Roche, y frente al acceso a la cala , existe buen aparcamiento. Una vez aquí, sólo tendrá que cruzar un sendero natural observando el imponente Óceano Atlántico.
Junto a ella, existe una preciosa cala, llamada la Desconocida, con enormes rocas caídas de los acantilados, amplia y bastante frecuentada. Es ideal para nudistas (naturistas).


Información adicional

Hay que señalar que las cala no cuentan con ningún tipo de servicio, tan solo limpieza manual.
Es habitual que la gente lleve perros, pues no están estrictamente prohibido .
Es recomendable llevar picnic y bebidas refrescantes ya que no existen chiringuitos cerca también crema protectora y sombrilla debido al intenso calor y poco viento.
Mayoritariamente el público es gente joven y relajada, muchos de ellos buscando hacer nudismo y disfrutar del entorno con tranquilidad.
La mejor hora para darse un baño en las calas de Conil es por la mañana y al atardecer, con la puesta de sol.
Hay que tener cuidado al lanzarse al agua, ya que puede haber rocas. Cuando sube la marea la playa se reduce considerablemente quedando en ocasiones la gente encima de las piedras que rodean la playa.
Representa en Conil, la relajación, libertad, lo natural, la desconexión alejado de urbes y en medio de un entorno protegido.
Su longitud es de 150 metros y su anchura de 15.
Consejo: Respetar nuestro entorno es la mejor manera de contribuir a su conservación ya que la limpieza es manual , por lo que debemos cuidar de no dejar rastro de nuestro paso.